clubexa.org

16 de septiembre de 2019
BENIDORM ronda 9 (final): Es ajedrez
De La Fuente Mayán, Alfredo
( 01-12-2004, 10:20 )

Es el ajedrez, o es la vida. O es el ajedrez imitando a la vida, o la vida, que imita al ajedrez. Existe una forma muy sencilla de diferenciar el simple aficionado al ajedrez de quien está irremediablemente de por vida bajo su embrujo: el aficionado mira a sus interlocutores y con voz de locutor de TV les dice: "El ajedrez se parece a la vida, pero en pequeñito"; mientras el enamorado (¿esclavo?) del tablero se mira las puntas de los zapatos y en voz baja masculla: "Es el mundo el que es un enorme ajedrez..."

Vaya esta introducción pseudo-filosófica como una forma de transmitir las sensaciones que invaden a la expedición EXA en estos momentos. Yo perdí, de forma justa e inapelable, firmando la peor partida del torneo, pero el tercer puesto en la general es un resultado final excelente se mire como se mire. A pesar del sutil detallito de que haciendo nada más que tablas hubiese ganado el torneo. ¿Alegría o desilusión? ¿Trabajo mal rematado o legítimo orgullo? Sinceramente, ahora mismo estoy contento, satisfecho, pero también dolido por haber jugado tan mal la partida decisiva. Y Chema rumia su actuación mientras se felicita por mi torneo y disfruta del ajedrez y de las vacaciones.

 

Sin embargo, sí que existe una razón gigantesca para estar más que orgulloso, y sois todos los que durante el torneo os habéis comunicado con nosotros simplemente para decir que estabais ahí siguiendo las partidas con emoción y compartiendo el torneo desde Galicia. De verdad que no sabéis cuánta fuerza y motivación habéis generado. Muchas gracias, chicos. Os debo unas invitaciones, ya sean sólidas, líquidas o inclusive gaseosas, y serán gustosamente cumplidas a la vuelta.

 

Hay que felicitar al campeón del torneo, D. Ricardo Szmetan, y al colombiano Jorge Rentería, el otro candidato a la victoria final, como compañeros de la batalla definitiva. Las tres partidas de hoy fueron luchadas a muerte pero tan sólo Szmetan fue capaz de puntuar: Rentería y yo perdimos y, quizás por eso, al encontrarnos en el comedor del hotel para cenar, los dos tuvimos la misma reacción: felicitarnos, echar una media sonrisa y decir al mismo tiempo: "Es el ajedrez...". Pero siempre hay otro tablero con las piezas preparadas. Volveremos.

 

Y entremos ya en materia: Chema consiguió unas tablas "de auténtico aquelarre", como se decía de las etapas ciclistas con trece puertos de montaña, rayos y truenos; la definición es más precisa, si cabe, teniendo en cuenta que el Duke pareció convocar a todas las brujas de la Comunidad Valenciana y alrededores para salvar el final en el que cayó en la jugada 29 (eso pasando por alto que su rival dispuso antes de varias opciones para certificar el punto). La conexión demoníaca quedó inapelablemente demostrada un poco más tarde, cuando el peón de "c5" resultó ser al tablero lo que Satanás a la niña de ‘El exorcista’: una presencia indeseable que no había manera de eliminar. Al final, como para confirmar el paralelismo, el blanco –nótese aquí el color, y que tenía un obispo contra una bestia- consiguió expulsar al ente en cuestión, pero arrojándose por la ventana y renunciando a la victoria. Vida, cine y ajedrez: ¿cuál es la realidad, y cuál la fantasía...?

 

 En cuanto a mi partida, el análisis postmortem me demostró que no era mi día cuando mi contrario sugirió 5...Da5 como alternativa a 5...e6. No es que sea mejor ni peor, es que no la consideré en absoluto, lo que constituye un síntoma revelador... Tras 10 jugadas llenas de táctica, se alcanzó una curiosa posición donde mi posición no estaba bajo amenaza pero tampoco había una forma clara para desarrollar las piezas. Mi rival se decidió por un plan a primera vista extraño: h4-h5-h6, cuando parecía quizás más lógico avanzar el peón "g", pero entre tanto no encontré un plan lógico de desarrollo y la madeja se fue enredando. La ventaja espacial y la mejor coordinación del blanco, a pesar de su falta de desarrollo en el FR, le dieron una clara ventaja que aumentó tras la floja 15...De6?!. A partir de ahí, todo fue un querer y no poder; hay que reconocer la fuerza de mi rival, que no se precipitó en ninguna de las variantes azarosas que había por el camino y que no me dio ninguna opción, hasta conseguir una victoria contundente. Una lástima que haya sido hoy... 

 

No me resisto a parafrasear al gran Lennon para cerrar la crónica, diciendo que "las partidas son aquellas jugadas que suceden mientras uno se obstina en calcular otras variantes". Nos vemos en Coruña, muchachos. Ha sido una experiencia maravillosa.

 

  

¡¡¡¡ HASTA EL "BALI 2005" !!!!

 

[ Partidas ronda 9  de Alfredo y Chema en el visor ]



[ Volver ]